Se exhorta a adultos mayores a protegerse del calor

Adultos Mayores NOTICIAS
09/Abr/2018

Se aconseja mantenerse hidratado y elevar el consumo de frutas y verduras; además utilizar protector solar, ropa fresca y accesorios, como lentes oscuros, sombrilla y gorra.

Los ventiladores deben ser utilizados de manera adecuada, indirectamente hacia el cuerpo y mantenerlos limpios.

El DIF Zapopan a través del Centro Metropolitano del Adulto Mayor (CEMAM) exhorta a personas mayores de 60 años y a sus familiares, extremar cuidados de salud durante la presente temporada de calor.

Debido a que en esta época la intensidad de los rayos solares es más fuerte y presentan más duración durante el día, el médico del CEMAM, Javier Márquez, recomendó a las personas mayores no exponerse al sol y utilizar protector solar cada 2 o cada 4 horas en el exterior. 

 

Además sugirió mantenerse hidratados, tomar entre 8 a 10 vasos de agua al día y aumentar el consumo de frutas y verduras.

 

Igualmente señaló la importancia de utilizar accesorios que eviten los rayos directos del sol, como lentes oscuros con protector  UV, sombrillas o paraguas, gorros, ropa ligera de algodón y en colores claros.

 

Para los adultos mayores que permanecen en casa, el médico Javier Márquez, destacó la necesidad de ubicarse en un espacio ventilado y fresco, y prestar atención en el uso de los ventiladores. 

 

Los ventiladores, señaló que son útiles sabiéndolos utilizar adecuadamente, para lo cual es importante evitar su uso directo al cuerpo, de lo contrario puede generar resequedad en mucosas de las vías respiratorias y favorecer el ingreso de gérmenes y polvo que afectan al organismo, lo cual  en agente de enfermedades. 

 

Del mismo modo, el aire frío puede producir infecciones en los ojos y resequedad en la piel: “El ventilador se debe usar direccionado hacia el ambiente para que movilice el aire y evite la concentración de gérmenes en casa y hay que asegurarse de tenerlo siempre limpio”, informó el médico Javier Márquez.

 

Otras recomendaciones son extremar higiene en la alimentación, cuidando que los alimentos no se descompongan con las altas temperaturas  y abstenerse de comer en la calle, puesto que las infecciones gastrointestinales suelen elevarse en esta temporada.

 

Asimismo si se presentan diarreas, se recomienda tomar suero oral y modificar la alimentación a dieta blanda, pero sobre todo consultar a un médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Tu ayuda es muy importante ¡Suma aquí!