Conoce más sobre Autismo

La Organización Mundial de la Salud estima que 1 de cada 160 niños vive con T.E.A. siendo así una de las necesidades de atención infantil proporcionalmente más importante de la actualidad. 

Los T.E.A. son un grupo de trastornos del neurodesarrollo, de origen genético, que condicionan ciertos obstáculos y fortalezas en el curso de desarrollo. Es de diagnóstico clínico especializado, no médico. Las áreas que se ven condicionadas son:

  • Comunicación y lenguaje.
  • Interacción y relaciones sociales.
  • Simbolización.
  • Integración Sensorial.

Del desarrollo atípico en estas áreas derivan necesidades específicas de atención terapéutica y distintos tipos de acompañamiento para la persona que lo vive y sus familias, a lo largo de su ciclo vital. 

Dichos apoyos terapéuticos son esencialmente psicopedagógicos y clínicos, no necesariamente farmacológicos, ni biomédicos, y están ceñidos a modelos y metodologías específicas como la enseñanza estructurada, la comunicación alternativa y aumentativa, el análisis conductual aplicado, intervención basada en las relaciones, terapia ocupacional y de integración sensorial.